Cirugía de los párpados o blefaroplastia

La blefaroplastia estética es la operación destinada a corregir las señales que en los párpados manifiesta el envejecimiento facial: flacidez de la piel de los párpados superiores y "bolsas" en los párpados inferiores y en la porción interna de los superiores.

La intervención se realiza como un procedimiento aislado o como parte de otra operación, en general un estiramiento facial (lifting). Dependiendo de esto, la intervención se realizará con anestesia local o general.

Se inicia la operación realizando unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y extirpar el exceso de piel y músculo orbicular. Seguidamente, se extirpa la grasa en la cantidad adecuada para eliminar las bolsas palpebrales. Por último, se sutura la piel.

La intervención suele durar una hora y media aproximadamente y provoca un estado inflamatorio y hematomas en la zona que se van resolviendo durante la primera semana después de la cirugía. Generalmente unas gafas de sol bastan para poder hacer una vida de relación normal durante ese periodo. En el curso de la siguiente semana, la mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal. Desde el principio las cicatrices casi no se aprecian, siendo indetectables al paso de pocas semanas dado que las incisiones se realizan a nivel del pliegue del párpado superior y por dentro del párpado inferior o bajo las pestañas.

El resultado es espectacular por la sensación que se transmite de lozanía, alegría en la mirada y un aspecto francamente rejuvenecido.