Ginecomastia (reducción de mamas en el hombre)


El término médico “ginecomastia "proviene de la palabra griega usada para definir las “mamas similares a las de la mujer”, y hace referencia al crecimiento anormal de la mama masculina. El que se produzca este, depende de multitud de factores genéticos, hormonales, dietéticos o medicamentosos, entre otros. En general significa un grave problema estético que determina actitudes sociales inadecuadas por los problemas que genera en forma de complejos y dificultades de relación y por supuesto el rechazo de la propia imagen corporal.

El tratamiento, siempre quirúrgico, supone la resección de la glándula desarrollada en exceso, del tejido graso acumulado en la zona pectoral y en ocasiones del exceso cutáneo que significa el desarrollo de una mama en un torso masculino.

Los resultados son, por norma, excelentes, pues a través de mínimas incisiones que no dejarán secuela cicatricial notable, podemos realizar en la mayoría de los casos el tratamiento de una manera totalmente satisfactoria.